Novedades

Esencias Florales

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy88
mod_vvisit_counterAyer53
mod_vvisit_counterEsta semana606
mod_vvisit_counterLa semana pasada477
mod_vvisit_counterEste mes1140
mod_vvisit_counterEl mes pasado1393
mod_vvisit_counterVisitas totales235011

We have: 32 guests online
Your IP: 54.82.81.154
 , 
Today: Dic 16, 2017
El Psicodrama Imprimir E-mail
Escrito por Fernando Sánchez   

El psicodrama

 

2963hayedoesencial

El psicodrama es una técnica global que integra el cuerpo, las emociones y el pensamiento.

Es una terapia activa, intensiva y rápida en sus efectos de rehabilitación, reestructuración e integración de la persona.

El psicodrama es una forma de psicoterapia, creada por Jacob Levy Moreno, inspirada en el teatro de la improvisación y concebida en principio como una terapia grupal o psicoterapia profunda de grupo (Moreno, J. L., 1959)

Históricamente el psicodrama representa el punto decisivo del tratamiento del individuo aislado hacia el tratamiento del individuo en grupos, del tratamiento del individuo con métodos verbales hacia el tratamiento con métodos de acción (J. L. Moreno, 1946).

El psicodrama es un método de psicoterapia en el cual los pacientes actuan los acontecimientos relevantes de su vida en vez de simplemente hablar sobre ellos. Esto implica explorar en la acción, no sólo los acontecimientos históricos, sino lo que es más importante las dimensiones de los acontecimientos psicológicos no abordados habitualmente en las representaciones dramáticas convencionales: los pensamientos no verbalizados, los encuentros con quienes no están presentes, representaciones de fantasías sobre lo que los otros pueden estar sintiendo o pensando, un futuro posible imaginado y muchos otros aspectos de los fenómenos de la experiencia humana. Aunque el psicodrama es usado habitualmente en un contexto grupos y puede ser un método muy útil para catalizar el proceso grupal (y, a su vez, ser catalizado por la dinámica grupal), no debe ser considerado como una forma de terapia específicamente grupal. Puede ser usado con varios co-terapeutas entrenados y un solo paciente. También puede usarse el psicodrama con familias o inclusive, en una forma modificada, en terapias individuales.  (Blatner, 1988)

En el transcurso de los años el psicodrama ha sido utilizado como tratamiento para todo tipo de personas que sufren algún trastorno mental, así como para niños, ancianos y adolescentes inadaptados, además de ser empleado en programas de modificación de conducta. Actualmente, el psicodrama ya no se utiliza para producir reacciones catárticas, sino como instrumento para favorecer el contacto, especialmente vivo y directo, con las emociones, los sentimientos y las fantasías del sujeto, gracias a las posibilidades expresivas que brinda la representación escénica.

En resumen, el psicodrama se utilizan diversas técnicas dramáticas, guiadas por ciertos principios y reglas, y destinadas, según lo requerido por el proceso, a uno o más de los siguientes objetivos psicoterapéuticos principales:

  1. Darse cuenta de los propios pensamientos, sentimientos, motivaciones, conductas y relaciones.
  2. Mejorar la comprensión de las situaciones, de los puntos de vista de otras personas y de nuestra imagen o acción sobre ellas.
  3. Investigar y descubrir la posibilidad y la propia capacidad de nuevas y más funcionales opciones de conducta (nuevas respuestas).
  4. Ensayar, aprender o prepararse para actuar las conductas o respuestas que se encontraron más convenientes.

Una suma de reglas y principios, unidos a conceptos tales como la espontaneidad, la acción corporal, el encuentro, la catarsis dramática, el telé y la teoría de los roles, orientan y sustentan un conjunto de técnicas y recursos, tales como la inversión de roles, el soliloquio, el doblaje o la proyección de futuro, muchos de las cuales han sido frecuentemente adoptados por muy diversas corrientes psicoterapéuticas y educativas con resultados satisfactorios (Blatner, 1996) (Pickering, 1997).

La sesión psicodramática prevé un escenario (espacio en el que se desarrolla la acción), un protagonista (paciente que elige el tema a dramatizar y que interpreta el papel principal), un director (terapeuta que dirige la sesión), uno o más auxiliares (otros terapeutas que ayudan al director psicodramático e interpretan los papeles previstos en la representación) y, finalmente, el público (que ayuda al protagonista actuando como caja de resonancia, al manifestar determinadas reacciones y observaciones de forma espontánea).

Una sesión se desarrolla en tres tiempos:

  1. Caldeamiento
  2. Actuación
  3. Compartir

 

Utilizamos cookies para mejorar la navegación del sitio. Si continúas navegando por nuestra web pulsa el botón aceptar .

EU Cookie Directive Module Information